top of page
Buscar
  • E. Carmelo García

EL JULI, TALAVANTE Y CAYETANO A HOMBROS EN SANLÚCAR



Gran tarde de toros donde la terna se repartió siete orejas y un rabo con una buena corrida de El Torero

El Juli recibió al primero de la tarde con un lucido ramillete de verónicas de mano baja. Brindó al público la faena de muleta y empezó con muletazos bajos, naturales y series en redondo. Labor segura ante un toro noble pero le faltó celo al final pero humilló. Mató de dos pinchazos y estocada. Ovación con saludos.

Dos orejas y rabo cortó El Juli en el cuarto, un toro premiado con la vuelta al ruedo que permitió al madrileño lucirse desde el capote. Tras un puyazo corto y bien puesto de José Antonio Barroso, El Juli inició una labor lidiadora para componer, luego, una faena de gran calado. Arrolladora. Combinada entre la zurda y la diestra ante un toro noble y obediente. Acabó con series en redondo sin mover las zapatillas y con pases cambiados. Entusiasmó al público que, con la gran estocada, le pidió los máximos trofeos.

El segundo de la tarde se arrancó de largo en varas y recibió un buen capote de Alejandro Talavante, quien se lució con naturales hondos, con su prodigiosa mano izquierda ante un toro noble de suave embestida. La labor fue ganando en calidad con un toreo de inspiración, estático y de cercanías. Mató de pinchazo y estocada y tardó en morir. A pesar de la espada, el público le pidió la oreja y la paseó.

Tras encelarse el quinto en el caballo, Talavante empezó su labor con estatuarios para seguir con la zurda, con muletazos con ritmo, cadencia y clase, alternando con la diestra series rematadas con arrucinas. El torero aprovechó la movilidad y la entrega del toro. Mató de estocada y le dieron las dos orejas.

Cayetano cortó una oreja del tercero, un toro con movilidad, humillación, con casta, al que empezó toreando con la rodilla en tierra para seguir con la diestra. Series de compás y temple. Con la izquierda, toreó enfrontilado y apostando por el toro. Labor de mucha seguridad y con mucho valor. Mató de pinchazo y estocada.