top of page
Buscar
  • E. Carmelo García

Incontestable Luque, cuatro orejas de los Miuras en Sanlúcar

Oreja para Pepe Moral en una emocionante, variada e interesante Miurada.

FOTOS: Eva Morales

CRÓNICA: Mundotoro.com


Daniel Luque brindó una tarde incontestable frente a los Miuras cortando cuatro orejas en la II Corrida Magallánica de Sanlúcar de Barrameda. Triunfó a lo grande demostrando el excelente momento que atraviesa y que es un torero maduro y en sazón a base de inteligencia y valentía, primero frente al encastado segundo, de vuelta al ruedo, al que fue haciendo hasta cortarle dos orejas en una importante faena al natural, y luego frente al complejo quinto. Cal y arena se llevó Pepe Moral, que paseó una oreja del noble y manejable tercero, pero que no tuvo opción con el gazapón sexto. Bailó ‘con las más feas’ Manuel Escribano, que no tuvo ninguna posibilidad con el lote más deslucido dentro de una emocionante, interesante y variada Miurada. 


El colorao segundo humilló de salida y Luque toreó con expresión y ganándole terreno a la verónica en bonitos lances. Luque le dio distancia, muy generoso, y lo lució en el caballo en un tercio emocionante en el que el toro se empleó en el primer puyazo arrancándose de lejos hasta en tres ocasiones. Buena actuación del picador Juan De Dios Quinta. El torero sevillano firmó una faena importante e inteligente, haciendo poco a poco al exigente y encastado Miura primero por el pitón derecho, siempre muy firme, tragando mucho hasta conseguir buenos naturales, con mucho asentamiento y temple. Lo pasaportó de un estoconazo en lo alto hasta cortar las dos orejas. El Miura recibió la vuelta al ruedo en el arrastre.


Largo, cuesta arriba, con longitud de pitón pero estrecho de sienes y más terciado, el quinto tomó bien el capote cuando Luque lo obligó por bajo con temple y elegancia ganándole terreno a la verónica. Humilló y cumplió en el peto. Se lució asomándose al balcón y cuadrando en la cara del toro Raúl Caricol, que saludó. Fue afianzando al toro en la primera serie con la derecha, para extraer una tanda de muletazos largos jaleados en la segunda ante otro toro con fijeza, pero complejo y exigente. Acortó distancia luego sobre la zurda, exponiendo mucho ante un toro que reponía. Y volvió sobre la derecha en un final emocionante y con transmisión, con valentía del sevillano, tragando mucho. Mató de certera media estocada y fue premiado con otras dos orejas.


Serio, alto, amplio de sienes y algo más terciado, al tercero Pepe Moral lo lanceó con suavidad a la verónica de salida. El sevillano instrumentó una faena de menos a más con el Miura más manejable, con el que poco a poco fue firmando muletazos con temple, especialmente al natural. Dejó una estocada con facilidad algo contraria y fue premiado con una oreja. Luego con el sexto no tuvo opción ante un toro complicado, duro y gazapón. 


De gran alzada, cardeno, amplio de sienes y muy en el tipo de la casa, al primero lo lanceó a la verónica Manuel Escribano sin poder salirse hacia afuera. Sin humillar en el caballo, acusó cierta falta de fuerza en los cuartos traseros después. No humilló en banderillas. En la muleta fue muy incierto e imposible por el pitón derecho, al comienzo de faena. Por eso Escribano cimentó su labor en el pitón izquierdo, lado por el que le extrajo muletazos con gran mérito, ante un difícil Miura que aunque fue pronto, se quedaba corto, embistió sin entrega y sobre las manos. No humilló en la suerte suprema y tuvo que dejar una estocada tendida y hubo de dar varios golpes de descabello.


Bien presentado, muy amplio de sienes y con alzada, al cuarto Escribano lo recibió con una larga cambiada para luego irle ganando terreno a la verónica en cada lance. Juan Francisco Peña se lució en dos buenos puyazos tirando muy bien el palo mientras que el Miura se a