top of page

Pablo Lozano se lleva la tarde ante una gran novillada de Miguelín



Hacia su primer paseíllo en Las Palomas la barreña Miriam Cabas y abrió plaza con un novillo que sin tener mal son pedía mucha suavidad en el trazo y el toquecito para fijar la embestida. Se vio molesta por el viento que soplaba pero dejó los mejores pasajes toreando al natural en varias series cargadas de buen gusto e intentando llevarlo hasta detrás de la cadera. Su buena labor rematada con una buena estocada le valió la oreja del novillo.


Guillermo Corbacho demostró buen concepto del toreo, firme, con largura y de manos bajas e intentó llevarlo a cabo durante toda su faena. Faltó un punto de conexión entre toro y torero, justificado quizá por las fuertes rachas de viento que molestaron lo suficiente como para no dejarle hilar y ligar los muletazos, que por otro lado el novillo, cuando lo llevaba por abajo y se la dejaba, mejor repetía. Una oreja para el algecireño.


El malagueño Rafael Quesada lidió un eral de templada embestida y con más recorrido que los lidiados hasta el momento. Resolvió con solvencia y gustándose por momentos por ambos pitones. Arrancó faena en los medios de rodillas, valiente y poniendo voluntad. Continuó faena del tercio hacia dentro guareciéndose del viento -al igual que sus compañeros-. Finiquitó con media estocada que fue suficiente y puso una oreja en manos del torero.


Pablo Lozano se topó con “Pringoso” castaño marcado con el número 8 y merecedor de la vuelta al ruedo en su arrastre. Anduvo Pablo con la fibra y la chispa propia de un novillero, resuelto con el capote y resolutivo frente al viento. También se plantó de rodillas en los medios para iniciar faena y supo sacar provecho de tan buena embestida. Bien es cierto que se descubrió un par de veces por el lado izquierdo y el novillo aprendió pronto, pero no bajó el nivel de la faena, se cargó de intensidad por el lado derecho. Certero con la espada arrancó las dos orejas del buen novillo de Miguelín.


El quinto fue otro gran novillo, “Verdiale” de nombre, con el que Miguel Vázquez, de Sevilla, anduvo cómodo marcando además cierto aire de su tierra, de toreo sevillano, sobre todo en los remates de las series. Se vio también la visoñez del torero, normal por otro lado, pero destacó en su forma de componer con cierta naturalidad. Algo más atorado con la espada, recogió una cariñosa ovación desde el tercio.


A portagayola se fue el sanluqueño Juanmi Vidal a recibir al último de la noche. Intenso recibo tanto por novillo, que arreaba y echaba las manos por delante, como por el novillero, que dejó el recibo más airoso de la tarde. Puso banderillas firmando un tercer par de dentro a fuera con gran acierto y garbosidad. Ya en la muleta mantuvo la embestida el novillo, con las manitas por delante y queriendo enganchar la muleta, aunque humillando. Juanmi tuvo que lidiar con ello para intentar evitar los enganchones. Puso carisma, personalidad. Se complicó la espada y acabó escuchando palmas.


Gran juego el que han brindado en líneas generales los novillos de Miguelín y buenas condiciones las mostradas por los jóvenes aspirantes a la gloria del toreo, cada uno dentro de su personalidad. Bien es cierto que el viento anduvo presente toda la tarde con las consecuentes molestias que supone en los trastos de torear.


FICHA DEL FESTEJO:

Miércoles 26 de junio de 2024

Plaza de Toros de Algeciras - Coso de Las Palomas

Primer festejo de abono de la Feria Real

Novillada sin picadores


 Se lidiaron novillos de la ganadería Miguelín. Bien presentados y nobles, de gran juego. Al cuarto se le dio la vuelta al ruedo al cuarto.


MIRIAM CABAS ~ Oreja.

GUILLERMO CORBACHO ~ Oreja.

RAFAEL QUESADA ~ Oreja.

PABLO LOZANO ~ 2 orejas.

MIGUEL VÁZQUEZ ~ Ovación.

JUANMI VIDAL ~ Palmas.


FOTOS: Eva Morales



Commentaires


bottom of page