Buscar

Rafael Serna, amasa una tarde de gran dimensión en Utrera

Tres orejas para Serna y oreja por coleta para Cadaval y Jiménez



Importante corrida la vivida en Utrera por contenido artístico y disposición de la joven terna ante un encierro muy serio y bien -por encima- presentado de El Torero. Con estos mimbres, Rafael Serna resultó el triunfador absoluto tras dos rotundas actuaciones. La primera con temple y elegancia suprema, y la segunda de tremenda capacidad y firmeza. Tres orejas en su haber y la demostración nuevamente que debe y puede ocupar un mejor sitio en el escalafón. Cadaval, cortó una oreja que debieron ser más pero los aceros lo impidieron. El sevillano -dos años sin torear- estuvo fresco de ideas y mostró un toreo fluido además de impronta personal. Ángel Jiménez, refrendó una tarde de sentimiento y toreó expresivo -año y medio sin enfundarse el chispeante- pero también perdió más trofeos por los aceros. Una oreja en el tercero.


“Calumniado” abrió la tarde para Rafael Serna. Uno de El Torero muy bien hecho que metió la cara mejor por el izquierdo. Rafa le enseñó los caminos a la verónica con compostura y temple, jugando los brazos con cadencia. Bonito saludo del sevillano que gustó a la parroquia. Derribó a piquero en el primer encuentro y al salir, quite de Serna por chiquelinas y tafalleras de gran expresión. Seguridad y plasticidad en el hacer del joven diestro. Brindó al respetable. El de La Costanilla cimentó una gran faena a un toro de calidad. Serna acarició las entregadas embestidas de su antagonista a base de temple y profundidad en cada trazo. Hubo ligazón en el toreo fundamental y hondura al natural. Rafael Serna, muy seguro ante su ejemplar, cuajó una rotunda actuación llena de plasticidad y elegancia. Importante dimensión de Rafael ante el abreplaza al que toreó a placer.


“Dardero” hizo cuarto, un ‘acapachao’ bien conformado que dejó componer en el trato inicial. La magia surgió en una media de remate cumbre. Apostó Rafa por el toro y midió mucho el castigo en un solo puyazo. Buen tercio de Chacón y Ronquillo que saludaron en banderillas. Brindó a Manuel Escribano. Los primeros compases destapó una embestida a media altura y a su aire -mentiroso- lo que provocó que Serna ofreciera una muleta con mando y disposición. Despachó Rafael un toreo muy seguro, sin fisuras y ligado a diestras. Mostró capacidad, ni se inmutó ante varias dudas de su antagonista y lo pasó tragando quinina pero con serenidad. Una labor más técnica puesto que así lo requería el toro pero una faena de muchisima importancia por su enorme diapasón. Al natural, lo metió en la canasta y lidió además un inoportuno viento. Firmó Serna su gran actuación con otro buen espadazo. Oreja de mucho peso.



El segundo, «Lancero» salió de chiqueros sin definir impidiendo el lucimiento de Alfonso Cadaval. Llegó a la muleta el toro pronto pero con mejores inicios que finales. Le faltó clase y entrega al del Torero. Tenía teclas. Cadaval tuvo un enemigo extra, el viento, que le impidió templar y enganchar al animal. Estuvo con ganas y dispuesto, dejando muletazos de gran factura por ambos pitones. En la última tanda, al natural citando de frente, le prendió por el muslo sin llegarle a herir. Estocada casi entera y dos descabellos. La firmeza de Alfonso y buen hacer ante uno arisco. Oreja


Lanceó con facilidad a la verónica de inicio Alfonso Cadaval al quinto por nombre «Chorlito». Un toro que no lo hizo mal pero al que le faltó finales. Empujó bien al peto. Buen quite a la verónica de Cadaval, cargando la suerte y muy encajado. Sacó complicaciones en la muleta, probón y sin entrega. Cadaval anduvo voluntarioso y muy entregafo aunque por las condiciones del toro la faena no cobró vuelo. Estocada contraria al tercer intento y varios descabellos. Ovación con saludos.



«Barbateño» el tercero, primero del lote de Jiménez. Este fue un toro musculado, serio pero bien hecho que repitió metió con brío en el bonito recibimiento de Ángel. Verónicas sentidas y expresión en el lance. Empujó fuerte en el peto y temperamento en la lidia. Brindó en los medios e inició con imposición y mando por bajo. Tras esa tanda perdió algo de fuelle el astado -sangró mucho- lo que hizo que Jiménez presentara la muleta con más suavidad algo que agradeció su oponente. El astigitano compuso al natural varías tantas de mucha exigencia y largura. Por ahí, arrastró la muleta con profundidad. Por el otro pitón, más tiempos entre muletazos pero mismo proceder de imposición y estética. Ángel Jiménez planteó una labor importante ante uno interesante comportamiento para el público aunque con muchas cositas que tapar para el torero. Algo que hizo en una faena de expresión y sentimiento. Oreja.


“Calentón” cerró la tarde. Un sexto, ofensivo que se volvió al revés en el saludo de Jiménez. La verónica viajó con son en ese tercio inicial. Cumplió en el jaco. Ángel construyó una faena medida en tiempos y formas ante uno que sacó temperamento y movilidad. Jiménez se relajó de inicio en un prólogo muy torero y posteriormente se sintió al natural. Toreo exigente y de trazo limpio que gustó mucho al respetable y subió la cotización de su notable labor. A derechas personalidad pero ante uno que por entonces mostraba reticencias. La espada restó su balance.



Al margen de los trofeos conseguidos por la terna, hay que resaltar el paso hacia delante que han dado por conceptos, disposición y buen toreo.



Ficha del Festejo: Plaza de toros de Utrera (Sevilla). Media entrada dentro del aforo permitido. Toros de la ganadería de El Torero, de buena presencia, distintas hechuras y comportamiento diverso. Destacó el juego del que hizo primero por encima del resto. • RAFAEL SERNA, dos orejas y oreja • ALFONSO CADAVAL, oreja tras aviso y ovación • ÁNGEL JIMÉNEZ, oreja y ovación Cuadrillas: Buen tercio de Antonio Chacón y Antonio Ronquillo que saludaron en banderillas en el cuarto.


Texto: Emilio Trigo

Fotos: Eva Morales


0 comentarios